domingo, 21 de abril de 2013

El JARDÍN BÍBLICO (BIBLIA Y CORÁN)


En el tema de hoy, después de haber explicado los elementos de un Jardín, vamos a continuar con el Jardín en sí.
Para empezar pondremos la definición de Jardín, según la Enciclopedia Catalana (en este caso es esta definición, pero en si no importa, lo que se quiere hacer llegar es que puede ser un sentimiento, porque en un jardín se dan sensaciones placenteras  o no placenteras, según la persona, por ejemplo, un jardín con vallas vegetales altas, a unas personas les dará sensación de claustrofobia y a otras de aislamiento, que es lo que buscaban).
El Jardín según la Enciclopedia Catalana dice así:
“Es un espacio delimitado, ordenado y plantado con vegetales placenteros, a diferencia del jardín hortícola, y que se destina al divertimiento de las personas de un habitáculo”.
Pero yo voy a poner la siguiente definición:
Un Jardín es un espacio para su uso y disfrute de la forma que una persona quiera vivirlo (corriendo, sentado leyendo un libro, haciendo gimnasia, etc., etc.), que puede tener elementos arquitectónicos o no, y puede tener abundancia de plantas o no.

En los principios, tenemos dos libros sagrados en los que nos explican y describen el jardín, estos libros son LA BIBLIA y EL CORAN, nos hablan de dos paraísos.
Les vamos a llamar el Jardín del Edén (La Biblia) y el Paraíso del Corán.
Jardín del Edén:
"Genesi 8-16. Plantó luego Yahvé Dios, su jardín del Edén, al Oriente y allí puso al hombre a quien formara. Hizo Yahvé Dios brotar en él de la tierra toda clase de árboles hermosos a la vista y sabroso al paladar, y en medio del jardín el árbol de la vida y el árbol de la ciencia del bien y del mal. Salía del Edén un rio que regaba el jardín y de allí partía en cuatro brazos. El primero se llamaba Pisón y es el que rodea la tierra de Evila, donde abunda el oro, el segundo se llama Guijón y es el que rodea la tierra de Cus. El tercero se llama Tigris y corre al Oriente de Siria. El cuarto es el Éufrates. Tomó Dios al hombre y lo puso en el jardín del Edén para que lo cultivase y lo guardase."

Imagen del Edén según el pintor neerlandés El Bosco, de su cuadro "El Jardín de las Delicias", expuesto en el Museo del Prado de Madrid:


Dirección de enlace del Museo del Prado donde esta la explicación de este cuadro:







Paraíso del Corán:
“Esta situado en el Séptimo cielo, inmediatamente por debajo del trono de Dios. La tierra es de harina de trigo o de fino almez y azafrán. Las piedras son perlas y los muros de las construcciones están clavados con oro y plata. Hay unos árboles de tronco de oro, entre ellos, la TUBA o Árbol de la Felicidad, del que se dice que cada creyente guarda una rama en su casa, cargado con diferentes frutos al mismo tiempo como granadas, uvas y dátiles. Las ramas de este prodigioso árbol se inclinan hacia las manos de los justos que quieren coger sus frutos. El árbol es tan grande que caballo más veloz tardaría, galopando, un siglo en salir de la sombra de su copa. Por el patio corren ríos de agua, leche, aceite y miel, que nacen de las raíces del gran árbol. Además del río de la vida y del río Al-Kantar (puente) hay fuentes, las piedras de las cuales son rubíes y esmeraldas y los bordes de almez, alcanfor y azafrán. Lo más placentero son las "huríes" bellas doncellas creadas por dios con almez en lugar de barro, que nunca están enfermas y viven en pabellones con cúpulas de perlas, alrededor de las cuales se encuentran las tiendas donde están los justos, ornadas de perlas, rubíes y esmeraldas. Cada creyente puede tener 62 huríes sin contar con las mujeres que tuvo en la tierra, que le serán restituidas en la flor de la juventud"

Imagen de lo que podría ser el Jardín para el Corán:



Los dos jardines tienen cosas en común:
- Son geométricos, tiene elementos naturales y arquitectónicos.

En Resumen:

Los jardines árabes intentan imitar y copiar o reflejar el Paraíso que describe el Corán, en este jardín su estancia en él es un premio final, muestra los lujos de la vida real musulmana a diferencia del Jardín del Edén, que es más sencillo, sin tantos lujos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada